El Método Snowflake 3 (creando los personajes)

Siguiendo con este método, y después de haber visto cómo hacer la primera y la segunda etapa, vamos a ver ahora, según las indicaciones de Andy, cómo crear a los personajes de nuestra historia.

Este punto es importantísimo, porque recuerda que sobre los hombros de tus personajes va a recaer todo el peso de tu historia, razón más que suficiente para que no escatimes ni tiempo ni esfuerzo en su creación. Tómate todo el tiempo que necesites, piénsalos, siéntelos, porque cuando comiences escribir vas a ver recompensado con creces todo tu esfuerzo.

Ahora bien, las recomendaciones de Andy para la creación de personajes son las siguientes:

Lo primero que deberías hacer es tomarte por lo menos una hora para trabajar en cada uno de tus personajes principales, para lo cual vas a escribir en una página un resumen con los siguientes datos:

1. Nombre del personaje.
2. Una frase que resuma la historia del personaje.
3. La motivación del personaje (¿qué ideal lo mueve a hacer lo que hace?).
4. El objetivo del personaje (¿qué busca el personaje, qué quiere, es una acción concreta?).
5. Cuál es su conflicto (¿qué es lo que le impide alcanzar su objetivo?).
6. La revelación del personaje (¿qué aprenderá, cómo va a cambiar durante la historia?).
7. Por último escribe un resumen de un párrafo con toda la historia del personaje.

Ahora algo importante, si durante esta etapa sientes la necesidad de volver atrás, a los dos pasos anteriores, no dudes en hacerlo, porque quiere decir que tus personajes te están enseñando algo, que vas encontrando cosas nuevas en el camino, y eso es muy bueno. No dudes en cambiar algo durante estas etapas, porque eso es uno de los grandes objetivos de este proceso, ya que aquí es donde estás dando cuerpo a la historia.

Recuerda que de lo que se trata es de ajustar y desarrollar todos los elementos en esta instancia, y no cuando ya hayas escrito más de 200 páginas y te veas enfrentado a un callejón sin salida porque te des cuenta que la historia no está yendo para ninguna parte, o porque encuentres que te faltó desarrollar un elemento importante al inicio de la misma.

Una última cosa en este punto, recuerda que en este momento lo más importante es que cada paso te lleve al siguiente. No pierdas mucho tiempo tratando de alcanzar la perfección en cada uno de ellos, ya habrá tiempo más adelante para eso, cuando puedas ver el macro de la historia.

Bueno, hasta aquí llegaremos por hora, ya veremos el siguiente paso en una próxima nota sobre este método. Sólo me resta decirte que si tienes alguna duda o alguna apreciación sobre este tema no dudes en dejar tu comentario.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho tu blogger, además me está sirviendo para organizar todo lo que tengo en mi cabeza que espero se convierta en una historia!

Sigue así, que es muy útil!

Martín Armenta dijo...

Gracias por tu comentario.
Siempre es agradable saber que estas notas le ayudan a amigos con las mismas inquietudes que las nuestras, sobre todo cuando escribirlas nos implica un esfuerzo adicional en nuestro día a día.
Gracias

Nicolás Ramírez dijo...

¡Tus entradas me han servido muchísimo! Hasta ahora, he logrado estructurar mi historia de una manera lógica gracias a este método. ¡Estaré leyéndote!