La telenovela, cultura del melodrama (1)

Hoy quiero compartir con ustedes una visión diferente y, ojalá para muchos, desconocida sobre la relación existente entre la telenovela, el melodrama y nuestra cultura. Muchos de nuestros especialistas en televisión nos hablan sobre "el melodrama" pero pocas veces están, y nos hacen estar, seguros de saber sobre qué están hablando. Pues bien, este es un pequeño aporte que hago sobre el tema, con el cual no pretendo sentar cátedra ni mucho menos, sino simplemente hacer un aporte que sirva de discusión para avanzar en el análisis del mismo. Deseo aclarar también que muchas de mis formas de enfocarlo están influenciadas por el pensamiento que sobre él tiene Silvia Oroz, una gran estudiosa del tema.

Aclarado esto, entremos en materia. Umberto Eco dice que ningún hombre inteligente puede decirle a una mujer inteligente "Yo te amo desesperadamente". Pero sí puede decir: "Como diría Bárbara Cartland, yo te amo desesperadamente".

La televisión, como género audiovisual, surge y se alimenta de dos elementos anteriores: La radio y el cine. Así, y por ello mismo, muchos de sus géneros son una réplica adaptada a las circunstancias y al lenguaje televisivo.

En esta columna y la siguiente voy a tratar de analizar, no una telenovela, sino una generalidad que encierre la amplia gama que abarca este género televisivo. Por ello he traído a la memoria los elementos que dieron nacimiento a esta como elemento integrante del hogar: La televisión, y su inherente unión y dependencia a la radio y al cine.

Para iniciar esta disertación tratemos primero que todo de definir ¿Qué es una telenovela como género?; simplificando al máximo la respuesta podemos llegar a concluir que es un melodrama. Si partimos de este principio consideremos antes que nada el encontrarle una utilización a dicha palabra; según señala Jesús Martín Barbero(+) que "El melodrama ha sido para el cine(++) más que un género, un horizonte estético y político. De ahí su éxito popular así como el desprecio de las élites, consagrando precisamente a propósito del cine, el peyorativo y vergonzoso sentido de la palabra melodrama, y más aun de adjetivo "melodramático", para decir todo lo que para la cultura "culta" caracteriza la vulgaridad de la estética popular".

"La estética popular". Entonces el melodrama es una forma de expresión popular en la cual el pueblo (mujeres, sirvientes y pobres) refleja, y ve reflejada, su cotidianidad. O eso piensa el público "culto", e incluso ese mismo pueblo; pero es importantísimo ir más al fondo de esta connotación y buscar el recorrido histórico de la telenovela como género melodramático y su incidencia en la forma de vida del televidente.

Lo cual vamos a hacer en la nota posterior a ésta.

Continuará...

(+) Martín Barbero, Jesús y Muñoz, Sonia (coordenadores). Televisión y melodrama. Tercer Mundo Ediciones, Colombia, 1992.
(++) En más de una ocasión encontraremos referencias al cine o la radio, y no a la televisión en si, por las razones ya expuestas.

No hay comentarios: