Raúl Gómez Jattin está de cumpleaños

Ya en una oportunidad anterior había contado con la colaboración de mi amigo Rafael Cardozo, un gran actor, dramaturgo y director de teatro, y quien actualmente está escribiendo una obra sobre la vida de este importante poeta colombiano. Por eso hoy, aprovechando que se celebra por parte de los seguidores de Gómez Jattin un año más de su nacimiento, he querido pedirle a Rafael una nueva y corta reseña sobre el poeta, al final de las cuales encontrarán uno de sus poemas. Estas son las palabras, a manera de homenaje, que ha escrito Rafael, espero que las disfruten.

"Artista de sí mismo, hijo de la pasión y de la aventura. Su extraordinaria personalidad y su poesía hicieron más que especial la vida de Raúl Gómez Jattin. De su vida existen y transitan un sinnúmero de publicaciones que cuentan entre la verdad y el mito, a manera de biografías, relatos o crónicas, su novelesca, apasionante y desgarradora historia.

Raúl Gómez Jattin nació en Colombia en la ciudad de Cartagena el 31 de mayo de 1945, y creció en Cereté Córdoba, a la orilla del rio Sinú. Murió al amanecer del 23 de mayo de 1997 cuando un carro fantasma lo mató en una céntrica y peligrosa avenida de su ciudad natal.

El destino no se compadeció con su sublime personalidad y lo arrojó sin consideración al infierno de la locura, a la calle como mendigo, en medio de la ruina y el rechazo. ¡Lamentable tragedia la vida de Raúl Gómez Jattin! ¡Su muerte horrible desenlace!

Su vida, rica en pasión, poesía y sufrimiento, fue la de uno de esos ilustres desventurados que vino a hacer en este bajo mundo el rudo aprendizaje del genio entre las almas inferiores.

A su tormentoso paso por este mundo lo sobrevive su obra poética, basada en las obsesiones de su existencia, llena de personajes, situaciones y escenarios; la cual gana cada vez más seguidores, estudio y divulgación. Raúl Gómez Jattin es hoy en día un poeta de culto.

A continuación les dejo uno de sus poemas, uno que permite, tal vez, entender un poco su... ¿locura?"

ME DEFIENDO

Antes de devorarle su entraña pensativa
Antes de ofenderlo de gesto y de palabra
Antes de derribarlo
Valorad al loco
Su indiscutible propensión a la poesía
Su árbol que le crece por la boca
Con raíces enredadas en el cielo
El nos representa ante el mundo
Con su sensibilidad dolorosa como un parto.

Raúl Gómez Jattin.

No hay comentarios: