Una nota suelta

Hoy llegó a mis manos un mensaje que quisiera compartir con ustedes, ya que una parte fundamental del mismo involucra a los libros. Eso sí, para aquél que quiera entender el porqué de los libros.

"Cuentan que un turista fue a la ciudad de El Cairo, Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio.

El Turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros, y que las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.

-¿Dónde están sus muebles?-, preguntó el Turista.

A lo que el sabio rápidamente le preguntó:

-¿Y dónde están los suyos...?

-¿Los míos?-, se sorprendió el Turista. -¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso!

-Yo también- le respondió el sabio".

No hay comentarios: